jueves, 20 de mayo de 2010

Actitudes básicas para la reflexión filosófica

"Existen diversos motivos y actitudes que nos llevan a plantearnos preguntas y a reflexionar. Entre los más importantes, conviene mencionar los siguientes:


El asombro: según Aristóteles, filósofo griego (siglo IV a.C.), el asombro es lo que impulsa a la filosofía. Nos asombramos cuando tomamos conciencia de que desconocemos algo que creíamos conocer y ello nos impulsa a preguntarnos, a buscar respuestas, provocándonos gran curiosidad. [...]
La duda: surge cuando analizamos críticamente nuestros conocimientos. Dudar de nuestros saberes nos lleva a formular preguntas que a su vez generan nuevos conocimientos. [...]
La angustia: surge a partir de situaciones límites, de las preguntas que no tienen respuesta. Para Jaspers, filósofo alemán (siglo XX d.C.), surge de la conciencia de que no podemos saber todo, no podemos tener todo, de que nuestras capacidades como seres humanos son limitadas e incluso de que hay situaciones que no podemos cambiar. […]

El asombro, la duda y la angustia nos motivan a plantearnos preguntas que a su vez permitir buscar nuevos conocimientos, redescubrir nuestro mundo y construir sentido en él. [...]”
Libro: Persona, Familia y Relaciones Humanas. Elaborado por el Ministerio de Educación. Núm.4, año 2008







Lectura e interpretación
Las actitudes básicas en un ser humano son tres: el asombro, acerca de lo desconocido lo cual nos genera preguntas; la duda, de nuestros saberes lo cual nos hace formular preguntas, generando así nuevos conocimientos; y la angustia, por el hecho de tener capacidades limitadas, no teniendo respuestas para algunas cosas.





Búsqueda en otras fuentes

¿Qué es lo que entiendo por una actitud filosófica? Dicho brevemente, la reflexión filosófica, la actitud filosófica que todo ser humano debe tener consiste, más que nada, en un sentido del orden. A lo largo del pensamiento occidental se ha definido al filósofo como el hombre sabio y a la filosofía como la sabiduría.
¿Qué es lo que quiero dar a entender por orden? La filosofía viene a consistir en ordenar todos los otros saberes. Se trata de jerarquizar los saberes científicos, artísticos, históricos, etc.; ubicar a la ciencia en la perspectiva que le es propia es una labor que no hace la ciencia, sino la filosofía. Aparece de inmediato la noción de jerarquía que resulta solidaria de la anterior noción de orden. Es la filosofía la que determina el valor de todas las actividades que realiza el ser humano. Filosofar significa reflexionar sobre la totalidad de lo que nos aparece, con vistas a la última razón y significado. Además, este filosofar, así entendido, es un empeño razonable e incluso necesario, del que no se puede en modo alguno dispensar el hombre que verdaderamente vive en el espíritu; quiero decir con esto último, el hombre que sencillamente piensa.


29/04/10







Interpretación
La actitud filosófica consiste más que nada en el sentido del orden, es decir, el saber jerarquizar nuestros saberes y conocimientos a la hora de actuar, sabiendo así y determinando que la filosofía es un instrumento por el cual añadimos valor a nuestras cosas y a las actividades que realizamos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada